domingo, 17 de diciembre de 2017

Esos lunares

Y esos lunares....
quién podria resistirse a seguir su rastro cual señales en un mapa hasta el tesoro que los guarda...

lunes, 23 de octubre de 2017

Lo eterno

Los momentos vividos, son solo eso, recuerdos  empapados en nostalgias que se debilitan en el tiempo. Lo eterno es lo único importante, aquello que trasciende y queda después de nuestra partida, nuestras enseñanzas, nuestro legado, todos aquellos corazones que tocamos y todos los ojos que hicimos brillar.

S.G.M

domingo, 22 de octubre de 2017

Segundas oportunidades

Si hay algo aprendido
durante tantos años,
es que las segundas oportunidades
solo sirven para confirmar
la pobreza de espíritu y de corazón
de quien fue tu verdugo,
y da igual que pasen cinco,
veinticinco, o cincuenta años,
quien fue capaz de arrancarte
la piel sin inmutarse para
calentarse con ella unos instantes,
lo volverá a hacer
un millon de veces más.

domingo, 15 de octubre de 2017

Homenaje

Hay que aprender
que la dulzura,
la ternura, el cariño
y el despertar pasión,
también son las armas
de manipulación mas
poderosas utilizadas
por aquellos que solo
buscan darse un homenaje.

sábado, 14 de octubre de 2017

Construir el amor

Un amor de esos q todos soñamos es posible q no exista bajo el concepto de uno encontrarselo detras de una esquina un día cualquiera, pero seguro que es posible construirlo día a día, y para eso se necesita paciencia,  compromiso,  verdadero interés,  abnegacion mutua, y sobre todo estar dispuesto a arriesgarse dándolo todo sin reservas ni miedos. Realmente no es difícil vivir un amor del bueno, lo realmente dificil es encontrar a personas que estén dispuestas a arriesgar y dar todo lo que el conseguir crear un amor de esas características requiere.

jueves, 28 de septiembre de 2017

Corazón engañoso, engañado

Es preocupante la facilidad
que tiene el corazón
para inventarse personas
que no existen,
y creerse palabras tramposas
que nadie en su sano juicio se creería.

lunes, 25 de septiembre de 2017

Caperucitas

Hay caperucitas, que se comen
de un bocado
la merienda de la abuelita,
al lobo, y al cuento.